¿Cuándo prescribe una deuda con Hacienda? 

Las deudas con Hacienda pueden generar inquietud y preocupación entre los contribuyentes. Es crucial comprender cuándo prescribe una deuda con Hacienda, ya que esto determina el plazo en el cual la Administración puede reclamar el pago. En este artículo, te

Sin respuestas/5

Tabla de contenidos

Las deudas con Hacienda pueden generar inquietud y preocupación entre los contribuyentes. Es crucial comprender cuándo prescribe una deuda con Hacienda, ya que esto determina el plazo en el cual la Administración puede reclamar el pago. En este artículo, te proporcionaremos información clara y concisa sobre cuándo prescribe una deuda con Hacienda y los factores que pueden afectar este proceso.

Plazo de prescripción según la Ley General Tributaria

Según lo establecido en la Ley General Tributaria, el plazo de prescripción de una deuda con Hacienda es de 4 años

Este plazo aplica tanto para el derecho de la Administración a determinar la deuda tributaria mediante la correspondiente liquidación, como para exigir el pago de las deudas tributarias ya liquidadas o autoliquidadas.

Es importante tener en cuenta que el plazo de 4 años comienza a contar desde el último día del plazo reglamentario para presentar la declaración o autoliquidación correspondiente. Sin embargo, hay situaciones particulares en las cuales el plazo puede iniciarse desde la fecha de devengo del tributo, especialmente en aquellos impuestos que se cobran periódicamente mediante recibos y no requieren una declaración o autoliquidación adicional.

¡Elimina tus deudas ya mismo!

Interrupción del plazo de prescripción de una deuda con Hacienda

Es relevante destacar que el plazo de prescripción puede interrumpirse en ciertos casos. Según el artículo 68 de la Ley General Tributaria, se establecen los siguientes eventos de interrupción:

Acciones de Hacienda con conocimiento formal del obligado tributario

El plazo se interrumpe cuando la Administración realiza acciones como el reconocimiento, regularización, comprobación, inspección, aseguramiento y liquidación de los elementos de la obligación tributaria.

Interposición de reclamaciones o recursos

 Si el contribuyente presenta reclamaciones o recursos relacionados con la deuda, el plazo de prescripción se interrumpe. Además, cualquier actuación realizada con conocimiento formal del obligado tributario durante dichos procesos también interrumpirá el plazo. 

Declaración de concurso del deudor

El ejercicio de acciones civiles o penales para cobrar la deuda tributaria, así como la recepción de una comunicación de un órgano jurisdiccional que ordene la paralización del procedimiento administrativo en curso.

Te puede interesar Programa Elimina Tu Deuda (Ley de Segunda Oportunidad)

Cómo se inicia el plazo de prescripción de una deuda con Hacienda

El inicio del plazo de prescripción varía según el tipo de derecho al que se refiera. Según el artículo 67.1 de la Ley General Tributaria, se establece lo siguiente:

Derecho a determinar la deuda tributaria mediante la oportuna liquidación

El plazo de prescripción comienza a contar a partir del día siguiente al vencimiento del plazo reglamentario para presentar la declaración o autoliquidación correspondiente. Sin embargo, en el caso de tributos con cobro periódico mediante recibos, si no es necesario presentar una declaración o autoliquidación adicional para determinar la deuda tributaria, el plazo de prescripción comienza el día de devengo del tributo.

Exigir el pago de las deudas tributarias liquidadas y autoliquidadas

El plazo de prescripción inicia al día siguiente al vencimiento del plazo de pago en período voluntario.

Es importante destacar el apartado 2 del artículo 67 de la misma Ley, que establece que el plazo de prescripción para exigir el pago a los responsables solidarios comienza al día siguiente a la finalización del plazo de pago en período voluntario del deudor principal. Además, en caso de que los hechos que generen la responsabilidad ocurran después del plazo mencionado, el plazo de prescripción comenzará a partir de esos hechos. 

En el caso de responsables subsidiarios, el plazo de prescripción inicia a partir de la notificación de la última actuación recaudatoria al deudor principal o a cualquiera de los responsables solidarios.

La prescripción de una deuda con Hacienda es un tema de vital importancia para los contribuyentes. Aunque las deudas prescriben después de 4 años, es fundamental comprender que existen circunstancias que pueden interrumpir el plazo de prescripción. 

Es necesario estar informado acerca de los derechos y responsabilidades que implica tener una deuda con Hacienda, así como cumplir con las obligaciones tributarias en tiempo y forma. Ante cualquier duda o situación particular, se recomienda buscar el asesoramiento profesional adecuado para evitar problemas futuros. Recuerda que el cumplimiento de tus obligaciones fiscales contribuye a mantener una relación adecuada con Hacienda. Rellena este formulario para comenzar a pagar tus deudas hoy mismo.

Valora nuestro post
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
Email
WhatsApp

¿Tienes deudas?

¡Estás de suerte! asesorate gratis. Tardarás solo 2 minutos.